Páginas principales
Otros links

Llegó septiembre: propósito de enmienda

Llegó septiembre: propósito de enmienda

Llegó el mes de septiembre, septiembre es como enero, es el mes del propósito del «propósito de enmienda».

Ha llegado el momento de «solucionar» todos esos excesos veraniegos, y así un año tras otro, siempre igual. Al igual que en enero, comienzo de un nuevo año, aquí, vuelta de las vacaciones, comienzo de un nuevo curso…. quien más y quien menos se habrá hecho una lista más o menos extensa de las cosas que se propone iniciar, cambiar, mejorar……. en definitiva, conseguir.

Soy de la opinión de que nunca, nunca, nunca hay que darse por vencido en nada, o en casi nada. Si aún no hablas inglés, todavía estás a tiempo, si quieres dejar de fumar, sigue intentándolo hasta que lo consigas, pero si lo que quieres es mejorar la alimentación, no te plantees «enmendar», planteate «cambiar», qué palabra tan poderosa ¿verdad?septiembre-propositos

Y el cambio requiere esfuerzo, claro, y perseverancia y sobre todo, estímulos del para qué vas a hacer ese cambio.

Lo que ocurre es que casi siempre, o antes del verano para ir a la playa o a la piscina, o después para remediar los excesos, nos planteamos que queremos perder algún que otro kilo que se nos haya añadido y este, según mi opinión es un mal planteamiento, entramos en el escabroso mundo de las dietas. Creo que ya lo he dicho, no funcionan, lo que de verdad funciona es que hagas un planteamiento de qué es lo que te ha llevado hasta donde estás y cuando entiendas qué es lo que te está pasando, entonces, busca una solución pero que sea la definitiva. ¿y cual es esa solución?, pues lo primero que tienes que entender es qué estabas haciendo mal y por qué eso te ha llevado hasta este punto. y lo siguiente es empezar el camino, no intentes cambiar todo de repente, busca quien te asesore, no quien te quiera quitar todos esos kilos como único objetivo. Los nutricionistas cada vez lo decimos más, el peso no es el único factor que tienes que tener en cuenta. Mira a ver cómo puedes mejorar tu alimentación y cuando vayas realizando esos cambios, seguramente el peso se irá regulando, pero de forma paulatina, no va a ser cuestión de querer quitarse en un mes lo que llevas años almacenando.busca-un-objetivo-que-te-impulse-y-te-motive

Y un punto importante, disfruta de ese cambio, sí, ya sé que esto también te lo he dicho y te lo diré muchas veces. Alimentarte es un hecho que quieras o no vas a tener que hacer día sí y día también. ¿te imaginas pasar el resto de tu vida comiendo verduras hervidas y pollo a la plancha?, eso tiene visos de martirio ¿no te parece?

Así que tómalo con calma, sin prisa pero sin pausa; no te autoengañes; no te digas aquella repetida frase de: «total, como hoy ya lo he hecho mal y mañana es viernes……….. ya empiezo el lunes», sinceramente, sabes que eso es mentira y que además te va a llevar a sentirte mal.

Si lo has hecho mal piensa en qué ha ocurrido, busca dónde ha estado el fallo y aprende de ello para que ese aprendizaje te haga más fuerte y la próxima vez puedas seguir por la senda que te habías marcado. Porque, por si no te lo había dicho, esto es una de las cosas más importantes: márcate un camino a seguir en el que al finar veas el objetivo que persigues. Y todo eso nos lleva otra vez al inicio de este post que es el Para qué quieres tú hacer ese cambio. Pregunta importante donde las haya, porque ese para qué va a dar sentido a todos tus esfuerzos, que te aseguro, se convertiran en recompensas y más tarde en hábitos adquiridos.

cfnutricion
info@cfnutricion.es
No hay Comentarios

Escribe un comentario